Make your own free website on Tripod.com

 


Fechas 27 a 29, campeonato 99/2000

Fecha 27 (08/04/2000)

¿Qué te pasa Defensores?


El Sábado fui a la cancha esperando que Defe me regalara una sonrisa en esa tarde gris, esperanzado por la leve mejoría mostrada en Isidro Casanova y porque Argentino de Quilmes, hace rato que no nos amarga una jornada en nuestro reducto.
La respuesta de la gente fue pobre. No imaginaba la cancha tan vacía, pero por el bajo, el romance entre los hinchas y el equipo (jugadores, cuerpo técnico, etc), no pasa por su mejor momento; tampoco esperaba buen fútbol, aclaro, pero sí una victoria, que en los tiempos que corren, es lo que importa.
Con este Defe nunca se sabe... Es que el equipo todavía no cree en sus posibilidades, no es agresivo, no es defensivo, en otras palabras no se entiende, no se sabe a qué juega. Necesitado de puntos que lo arrimen al dodecagonal, salió a buscar el partido con un sólo delantero?! No se puede ser tan cauteloso jugando de local !!!, porque si bien Barrone jugó unos metros más adelante de lo habitual, no es un atacante natural y eso se notó. Rub quedó muy aislado entre los centrales visitantes y en ciertas ocasiones tuvo que tirarse varios metros atrás para buscar contacto con el balón. Pero bueno, vamos por partes:
La jornada arrancó más o menos bien. Defe acorraló en los primeros 15 minutos al mate. La defensa de Argentino no hacía pie (la cancha ayudaba bastante): una escapada de Barrone, un tiro desviado de Germán Juarez, algún que otro centro y nada más. Defe no era muy superior, pero tenía la pelota y llegando a la mitad del primer tiempo Rub desperdiciaba con un tiro cruzado y desviado, la mejor situación para el dragón.
No tardó en despertar Piaggio, el 7 del mate. El equipo del sur se hizo dueño de la pelota. Intentaba siempre por la izquierda de su ataque. A los 29, Di Diego estrellaba el balón en el travesaño. Enseguida, Gómez, tras eludir a Bangert se lo perdía increiblemente. Casi sobre el final del primer tiempo, Piaggio tenía otra oportunidad, pero el arquero se la negaba.
Las cosas se nos complicaban. Se esperaba un cambio de actitud en el equipo.
La necesidad de los tres puntos daba vueltas por la popular, por eso no extrañó a nadie el aliento del público al comenzar la segunda etapa.
Por los pies de Olivera pasó la jugada más clara para Defe en un tiro rasante que se fue desviado. Después nada más, todo del mate: pelota, terreno, ganas y en algún momento fútbol. Usaban los dos frentes de ataque y jugaban con precisión. El 7 de los visitantes estaba en una buena tarde. A los 31 se lo perdía Gómez en un mano a mano con Bangert y unos minutos después, Graso.
¿Y Defe? No sé, pensé que estaba en el vestuario, porque en el campo de juego era un equipo sin ideas. El flaco apostó al contragolpe con las inclusiones de Ortiz y más tarde de Moreno (que no aportaron demasiado). Pero para ese entonces la paciencia de los hinchas se había agotado, es que la relación entre los hinchas y el plantel (jugadores, cuerpo técnico, etc) no pasa por su mejor momento.y encima al dragón no le salían dos pases seguidos. Por suerte los del sur vinieron con la pólvora mojada y en la última, el palo izquierdo del 1 de Defe les negó la victoria.
La gente terminó pidiendo la hora. Despidió al equipo con algunos silbidos y mucha indiferencia. Para rescatar, las actuaciones de Carlos Bangert (el más regular en lo que va del campeonato), Martín Corsi (mejor en la primera etapa) y la de Maximiliano Sequera, los demás: en deuda, hace bastante ya.
Nos fuimos de la cancha masticando bronca y escuchando esos tangos de fondo. Siempre está la esperanza de una revancha el sábado siguiente, pero por cómo juega Defe hoy en día no se sabe. Es que la relación entre los hinchas y el plantel (jugadores, cuerpo técnico, etc) no pasa por su mejor momento. Ahh !!! ¿ya lo había mencionado...? Tenía miedo de que no hubiera quedado claro.

Charlie.


Fecha 28 (15/04/2000)

¡Así sirve!


Lo lindo del fútbol es que todas las semanas te da revancha... por lo menos eso dicen. Después de la amargura del sábado pasado, otra vez la sonrisa invadió las caras de los pocos, pero siempre presentes dragones, que se dieron cita en Remedios de Escalada.

En la previa no pintaba difícil. Tampoco accesible. Se pensaba en un partido duro, trabado, con muchas ganas y poco fútbol, como en casi todas las canchas. Para ellos era un encuentro importante. Todavía les duele aquel 2-4 sobre la hora, que los dejo fuera del hexagonal hace ya casi dos anos y buscan venganza.

Me gustó Defe. De entrada se olvidó de ser cauteloso. Se plantó firme en el medio y le disputó la pelota a los volantes de Talleres. No arrimó mucho peligro pero la actitud era otra. Corsi corrió y metió como lo tiene que hacer un buen 5. Barrone estuvo en una tarde inspiradísima. En general, nadie desentonaba.

A los 18' llegó la primera situación. Una combinación entre Juarez y Olivera, terminó con un centro que Rub no puedo conectar. Diez minutos más tarde otro intento de Rub de media vuelta. Por el lado local: muy poco. Un remate de Fernández, bien controlado por Bangert y algún centro a la olla. Cuando la primera mitad moría, un disparo de Jorgito se estrelló en el travesano, el rebote lo tomó Rub y su tiro lo sacó un jugador en la boca del arco (no quería entrar), pero Germán Juárez, de muy buena tarea, se arrojó con las piernas hacia adelante y quebró el destino de la etapa. Si bien Defe no era claramente superior, el resultado no era tan injusto (al fin y al cabo ellos eran locales y no hacían nada). Un minuto más tarde se lo perdió Rub, que en vez de rematar, quiso enganchar hacia adentro como en Isidro Casanova. Un final prometedor.

Arrancó el segundo tiempo, mejor aún. De movida Defe sacó pecho como el grande que es. Lo fue a buscar. Sí!!!, leíste bien, lo buscar aunque estaba ganado. A los 3' Germán Juárez sacó un sablazo de zurda para marcar el 2 a 0. Talleres sufrió el impacto. El gol los mató. Tardaron muchísimo en acercarse al arco visitante. Promediando la etapa final, la oportunidad la tuvo Crouzat pero increíblemente no entró. Para esa altura Defe era mucho más, tenía la pelota y mucha movilidad. No sé si es exagerado, pero creo que fueron 20´ de un fútbol de alto vuelo, tal vez el mejor del dragón en lo que va del campeonato. Pero por suerte la tarde no terminó ahí: el flaco Martínez hizo ingresar a Rivadeneira. Alguno en la popu dijo que prometía, y pibe no defraudó. Corrió por la izquierda entró en diagonal al área, metió un cano se sacó dos jugadores de encima en una misma gambeta y la toco suave por encima del cuerpo del arquero que salía desesperado. Golazo!!!, Golazo!!!, Golazo!!!. Ese gol vale por los otros dos. Lo digo de vuelta: Golazo!!!. En los últimos 10' Defe cedió terreno y aguantó atrás respaldado por la solvencia de Casco (que no está al 100% físicamente) y del polaco Aldirico. Talleres tuvo alguna para descontar, pero otro que anda en un gran nivel es Bangert. Tapó un tiro libre de Fernández, una entrada de Busio por la derecha y descolgó todo lo que pasó por su área.

El árbitro marcó el final y nos fuimos con los tres puntos bajo el brazo, discutiendo cual de los últimos dos goles fue más lindo. En síntesis: la tarea del cachorro Barrone fue el punto más alto del equipo. Jorgito estaba en una tarde inspirada, mucho despliegue, mucho trabajo para sus companeros. Germán Juárez ordenó y mandó en el medio, además esa cancha le sienta bien: hizo dos el Sábado y uno en aquel reducido del 97/98. Bangert estuvo seguro, implacable, es sin dudas el mejor arquero de la categoría. Por último, el debut del pibe Rivadeneira: prometedor, entró, la pidió sin miedo y encima hizo un golazo. Quiero creer que contra el mate fue un ´error´, que el plantel viene en alza y que el Domingo, nos vamos con otra alegría.

Ese es el equipo que queremos todos!!!. El que se hace el guapo en cualquier cancha y frente al que sea. Si después nos va mal..., no importa, jugamos como sabemos. Así, sí que sirve!.

Hay que jugar con esa actitud!!! No lo pide un hincha..., lo pide la camiseta.

Charlie


Fecha 29 (23/04/2000)

f29c99.jpg (5032 bytes)

La misma vieja historia


...Y llegó el turno de Brown de Adrogué, el puntero del campeonato. Un lider un tanto extraño: sacó 4 de los últimos 12 puntos. La del domingo era una buena oportunidad para medir el nivel del equipo, para ver cuáles son las causas de los bajos rendimientos cuando juega de local. Motivación no faltaba.

En lo previo se suponía que el conjunto del sur saldría en busca de los tres puntos y que Defe lo plantería de contra, teniendo en cuenta lo que le cuesta al Dragón ser protagonista y que el tricolor tiene una de las delanteras más goleadoras. Pero una cosa son las ideas y otra la realidad.

De movida se vió a un Brown cauteloso y a un tibio e indeciso Defensores. Por eso el partido se hizo trabado en el medio, se prestaban continuamente la pelota. No pasaba mucho y cuando el sueño nos invadía, el visitante produjo la primera situación del partido. Un remate de Bianchi que se fue desviado. Defe reaccionó, se adueñó del medio y del balón, pero no tenía profundidad. Lateralizaba el juego y se repetía con pelotazos frotales buscando a Rub. Eso facilitaba la tarea de los centrales del lider, que anularon al delantero en casi toda la tarde. Barrone estaba sólo y a pesar de su movilidad, no tenía con quien jugar. Olivera, su supuesto socio, estaba 'desaparecido en acción'. Al filo de los 20', la primera para el Dragón: Aldirico, luego de varios rebotes en el área, conectó un remate, pero su tiro se fue por encima del horizontal. Después de eso, el partido entró en un letargo espantoso, se hizo aburridísimo. Llegando al final de la primera etapa se animó Brown y proyectó a sus laterales. Una escapada de Greco culminó en un disparo cruzado que no pudo conectar Pérez a cetímetros del la línea de gol. Nos salvamos. Enseguida contestó Defe con una jugada de Barrone que remató débil de zurda y el arquero controló en dos tiempos. Nada más. Por fin se acababa el primer tiempo.

El complemento arrancó movido. Al minuto, Siciliano se tropezó siendo último hombre, la pelota le quedó a Bianchi y cuando se disponía a rematar, el referí cobró infracción del 9, que no existió. Nos salvamos de nuevo. Brown se decidió a arriesgar. Fue rápido en el traslado de la pelota, abrió la cancha, proyectó a sus laterales y sus volantes pisaron el área local. Pérez por el sector del tano Siciliano, era imparable. Defe, por su parte, con la lentitud de siempre, buscando por el medio y sin sorpresa. Creo que ahí está la diferencia que muestra la tabla. A los 10' Bangert atajó dos cabezados en una jugada confusa. Encima se despertó Zen Bonacorsi y el visitante se puso el partido al hombro. El flaco lo planteó de la única manera en que sabe: de contra, puso dos delanteros más, pero el equipo no tenía precisión, no podía hilvanar una juagada. A los 25' la más clara para Defe tras un centro de Ortiz, no llegó Rub. Después todo fue del lider. Dos mano a mano claritos que Bangert le sacó a Pérez. Un tiro libre desde 25 metros que el 1 envió al corner y hasta un gol anulado (vaya a saber uno por qué). En fin otro cero a cero.

El partido dejó algunas cosas para pensar. Esperaba más del puntero del campeonato, aunque faltó Lema, su goleador. Pero igual, un poco flojo para ser el lider. Lo de Defe a esta altura es preocupante. De esta forma es díficil acceder al reducido, y si lo logramos, con esta falta de ideas, se nos va a hacer cuesta arriba. Todos los equipos que vienen al bajo, abren la cancha, proyectan a sus laterales, sorprenden con los volantes, rematan de lejos. ¿No podemos hacer lo mismo? Por último, no me canso de elogiar a Bangert, el mejor de la categoría. Bien por los chicos que entraron en el complemento. Hay que darles tiempo.

Se fue una hermosa tarde de sol. En fin..., no hay mucho más para agregar. La cita es el domingo a la mañana, contra Telmo, donde esperemos que la historia se repita: " Defe de local no puedo, de visitante sí ".

Charlie


Fecha por fecha.Página principal.Siguientes tres fechas: