Make your own free website on Tripod.com
Las declaraciones y la desmentida:

 
 
Las declaraciones de Pascutti. (*)
Un Pascutti eufórico les dedicó la clasificación a los hinchas de Defe: "Me amenazaron, atacaron mi casa y balearon el hotel"

A esta altura, da la sensación que  Alberto Pascutti es incorregible. No  puede pasar inadvertido. Se notó en sus primeros pasos como futbolista y lo terminó de confirmar cuando se convirtió en técnico. Y ayer no podía faltar su show. Ese que no sabe de castigos y que muchas veces hizo llorar a su familia. Pero esa mezcla de bronca y felicidad que mostró cuando Tigre se clasificó para la final por el segundo ascenso,  para él tiene una explicación. "Lo que me tocó vivir en los últimos días fue una pesadilla. Me amenazaron por teléfono, rompieron los vidrios de mi casa y balearon el hotel donde estábamos concentrados", explicó el Beto. Y agregó: "Los que hicieron eso son delincuentes, no queda otra.
Y ojalá que hoy pasen de nuevo por casa, pero ojo porque no va a estar mi señora sola con una beba de siete meses. Yo no les tengo miedo, porque no se le puede temer a un idiota".
Los ojos de Pascutti no paraban de moverse ni un segundo. Todavía estaba muy fresco el momento en el que se paró frente a la hinchada de Defensores y agitó sus brazos diciéndoles "chau". Pero claro, esa reacción irresponsable, por poco arruina la fiesta de los de Victoria. Los  jugadores del Bajo Belgrano no se bancaron la cargada y quisieron  hacer justicia por mano propia, aunque en los vestuarios nadie le dio demasiada importancia al tema. "Entiendo la calentura de los muchachos de Defensores, porque debe ser muy duro quedarse afuera. A mí nunca me tocó, quizá porque soy explosivo y ganador", se defendió el técnico, quien no tiene pelos en la lengua cuando lo atacan. "Ahora, la gente de Defensores dice que si jugábamos el primer partido en su cancha, la historia habría sido distinta. Yo les contesto que si mi  abuela hubiera tenido ruedas, sería bicicleta. Hoy lo único que me importa es que Tigre está en la final", ironizó Pascutti. Y ahí sí, lanzó una gran carcajada e intentó analizar por qué su equipo sufrió tanto. "Arrancamos medio dormidos, pero en el segundo tiempo fui claro con mis jugadores. Les dije que se quedaran tranquilos y salieran a ganar porque somos mejor equipo que Defensores. Por suerte lo entendieron y me dejaron festejar la clasificación", aclaró.
Un festejo con director de orquesta. Un Pascutti auténtico. Para amar u odiar, pero nunca ignorar.
 
La verdad, como siempre, "lesionada"...
(*) Extraído del diario Olé del Jueves 13 de Agosto de 1998.

Desmentida enviada por la agrupación a los medios.
En respuesta a las declaraciones efectuadas por el señor Alberto Pascutti en diferentes medios, nos vemos obligados a informarle a usted lo siguiente:
La agrupación 27 de Mayo de 1995, agrupación compuesta por simpatizantes del club atlético Defensores de Belgrano, desmiente categóricamente las declaraciones del técnico del club atlético Tigre, en las que indica haber sufrido un atentado con armas de fuego, amenazas telefónicas a su señora y ataque a piedras a su domicilio. Desmentida avalada por la ausencia de denuncias policiales al respecto. 
La agrupación tiene por finalidad contraponer el folklore a la violencia, somos contrarios a todo tipo de violencia en el fútbol, ya que consideramos que esta es nociva para dicho deporte, además de no ser una conducta digna de seres civilizados.
Creemos encontrar en el fútbol una forma de expresar sensaciones, sentimientos, necesidades. Sentimos que el fútbol es y debe ser una fiesta, la posibilidad de distracción mas popular que tiene nuestro pueblo.
Sabemos que usted vela por la seguridad en estos espectáculos, queremos demostrarle que, mas allá de las lamentables acciones de algunos, somos muchos los que disfrutamos y necesitamos del fútbol.
Con respecto a las declaraciones de Alberto Pascutti y a los hechos acaecidos antes del partido entre Tigre y Defensores de Belgrano nos responsabilizamos de los siguientes actos:
Atentado durante la noche con bombas de estruendo, (de venta libre) en el hotel los 2 chinos, lugar de concentración del plantel de Tigre y reparto de panfletos en el mismo sitio.
Todo esto es carente de violencia y sí corresponde a lo folklórico, a lo anecdótico.
Si se hace una investigación de todas las declaraciones del señor Pascutti, se observará en las mismas una verdadera apología de la violencia, lo mismo que las falsas acusaciones que efectuó a nuestro club. Sin mencionar especialmente las actitudes tristes que tuvo para con la parcialidad de Defensores de Belgrano, verdaderas provocaciones que pudieron llegar incluso mas lejos que lo que ocurrió realmente.
Siendo la realidad mucho muy distinta de lo declarado por el señor Alberto Pascutti, cumplimos en informarle a usted sobre los hechos verdaderos, considerándonos nosotros en la misma búsqueda que usted. En la búsqueda de un fútbol sano y seguro para todos.
Sin mas, lo saluda atentamente:

Agrupación 27 de Mayo de 1995
 

"Las cosas en su lugar".
La agrupación es el folklore, es la fiesta, es el pueblo.
Pascutti solo es la mentira...
Página anterior.Página principal.